Levanta la cabeza princesa, sino la corona se cae… #contralaviolencia #doylacara

la foto (41)Hoy me vais a permitir que utilice esta plataforma tan privilegiada para hacerme escuchar. Hoy os iba a hablar de los peinados que disimulan el pelo sucio, cuando al final he decidido despachar el tema recomendando al personal usar más champú y leer menos chorradas. Y es que hoy me lo váis a perdonar porque en lo que va de semana, la violencia de género se ha cobrado la vida de tres mujeres sin tener en cuenta que es posible que mientras escribo este post, detrás de alguna puerta el terror esté haciendo de las suyas. Hoy me lo vais a perdonar pero quiero levantar la voz ante ese tipo de violencia que se vive en silencio; que cuando se acomete, sorprende; ese tipo de violencia que marca por fuera o no deja huellas visibles. Hoy levanto la voz y rompo el absurdo pacto de silencio ante la barbarie cuando los datos de las víctimas mortales es escalofriante y cuando también se estima que el 33% de las mujeres de este país sufre violencia psicológica.

No voy a levantar la voz por vosotras hoy, sino a vosotros. A esos hombres que levantáis la mano o mejor aún, golpeáis sin dejar huellas con la fuerza o con la crueldad. Hoy levanto la voz contra vosotros, los cobardes, los que incluso sois capaces de dañar con algo tan aparentemente etéreo como es el silencio. Los que aprovecháis cuando nadie os está mirando para golpear, olvidando que vuestra hombría se medirá por el tamaño de la sonrisa que lleve la mujer que agarráis del brazo. A vosotros que escondidos entre las sobras insultáis, amilanáis, asustáis, acosais y maltratáis.

Sin títuloHoy levanto la voz para deciros princesas que yo también he formado parte de ese 33% y no me avergüenza decirlo en voz alta y ante todos los que leéis este post. Hoy levanto la voz porque a mí también me dejaron los dedos señalados una vez intentando hacerme creer que me lo merecía. A mí también me insultaron y me vejaron. A mi también. Ojalá todas las que somos o estamos fuéramos capaces de romper este pacto de silencio contra la crueldad más extrema, la que es evidente y la que se esconde detrás de tíos refinados de buenos modales que mienten, manipulan, acosan, joden vidas mientras su voz sigue siendo ante los demás la del perfecto caballero.

Pero hoy no sólo levantaré la voz solo contra vosotros sino contra tí. Si TU, ese hombre que difamaba, mentía y procuraba adeptos en esa guerra absurda que se llama despecho. Hoy levanto mi voz contra tí y contra los hombres como tú que nos llaman PUTAS. Si, he dicho puta cuando hay en castellano doscientas maneras diferentes de decirlo cosa que no sabrás, por supuesto, porque la gente como TÚ suele ser pura fachada, vendedores de humo que no son nada salvo maltratadores en la sombra que solo son capaces de herir cuando tienen la certeza de que nadie está mirando. Hoy levanto mi voz para decirte que a esa que llamas PUTA, fue la puta que amaste, la misma puta que pareces no olvidar y la misma con la que estás enfadado por el simple hecho de que ya no es tu puta.

9205c8048f006760a2036d29100f2321Hoy levanto la voz porque no tengo miedo, porque alguien me dijo una vez: levanta la cabeza princesa, sino la corona se te va a caer. Hoy levanto la voz porque por más que nos insultéis no nos convertís en eso que nos llamáis. Hoy levanto la voz porque yo no miro hacia otro lado convirtiéndome en cómplice de gentuza como TÚ, con esa cara de no haber roto un plato e ideólogo de la verdad, la honestidad y de otros muchos valores cuando en realidad olvidaste que con tus actos poco me quedó a mí por decir de tí ante los demás. Yo no estaba ni estoy librando una guerra, solo he corrido en dirección contraria porque la vida es sabia y supo ponerme a salvo.

Hoy levanto la voz en mi nombre, Paula Puerta, porque no siento vergüenza. No fui yo la que se ha llevado la peor parte por ser culpable de nada, fuiste tú el que decidió ejercer la violencia silenciosa, porque eres tú el cabrón y no yo. Y hoy, no lo olvides levanto la voz porque no te tengo miedo, porque no me siento culpable de lo que tú hiciste conmigo, porque las leyes me protegen y creo en el Estado de Derecho en el que vivo y, sobretodo, porque si un día me pasara algo, todos sabrían que fuiste TÚ. No olvides que el silencio no es señal de que lo conseguiste -asustarme, ofenderme o infringirme dolor- sino solo la manera que tenemos las personas inteligentes de ignorar a la gentuza como TÚ.

113745112508lazo-violencia-genero-webHoy levanto mi voz porque me da la gana, porque quiero y porque puedo. La lavanto contra tí y contra todos los hombres como tú. También contra las mujeres que hacen lo mismo con otros que no llevan coronas. Hoy levanto la voz en mi nombre y en el de todas esas mujeres que un día nos equivocamos de persona y cuyo único delito cometimos fue no darnos cuenta antes de lo letales que iban a llegar a ser esos comportamientos que solíamos justificar.

Hoy levanto mi voz para deciros a todas las que sufrís malostratos de la índole que sea, que levantéis vuestras cabezas princesas porque sino se os caerán las coronas. Levantad las cabezas porque no sois culpables, sino víctimas. Levantad las cabezas porque gritar más no da la razón a nadie, porque golpear no es una manera de amar y porque aunque muchos aún sigan mirando hacia otro lado ante esta lacra, también somos muchos los que miramos de frente. Hoy levanto la voz contra los maltratadores, contra los que guardando silencio os convertís en cómplices, contra la violencia de cualquier tipo, contra los que hacen lloran en lugar de sonréir y contra todos los que miráis hacia otro lado.

la foto (42)Siento no poder decir que cada uno tiene lo que merece, a las pruebas me remito; pero sí puedo decir a boca llena que tengáis cuidado que a cada cerdo le llega su San Martín. Y a tí, que sigues maltratando en la distancia y desde las sombras donde debes estar muy calentito, que adelante: acostúmbrate al calor que será la temperatura del infierno donde parece que estás condenado a vivir. Yo, entretanto, levanto mi cabeza y mi voz que es el arma más poderosa que a veces existe y condeno la violencia de género aprovechando la suerte que tengo de tener quien me escuche. Hoy sonrío más que nunca porque a pesar de tí y de gente como tú, se quien soy y porque además, a pesar de tí y de gente como tú lo he logrado: me encanta ser como soy. 

‘Lo que se obtiene con violencia, solo se puede mantener con violencia’ -Mahatma Gandhi

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario