Amigas, las mías, esos i love u, una figura geométrica imperfecta y el monstruo del Lago Ness

descargaCreo que no hay un solo día en que no os diga ese i love u vía whatssap o de propia voz. Creo que no hay día que no hable con vosotras; también estoy segura de que hasta en los días más grises no nos falta una carcajada gracias a esa forma que inventamos de caricaturizarnos para lograr reirnos hasta en las peores circunstancias. Pero de lo que estoy segura es de que hay veces que se me olvida que estais aunque este ausente, que cuento con vosotras de manera incondicional, que ese todo o nada se llevaría hasta el infinito y ese querer con todo se sobreentiende. Soy afortunada, mucho por formar parte de este equipo imperfecto que forma una extraña forma geométrica de ángulos imposibles movidos a ratos, agitados en otros, por esto que la gente llama vida.

Gracias por ser tan únicas y especiales, por hacerme reir tanto, por ser tan pobres como yo pero a la vez poseer esos Fendi, Mussoni o Escada que recogimos ayer de esa tienda a la que nunca debimos llevarlos. Gracias por saber tener todo y saber no tener nada; por ayudarme a escalar las cimas mientras lloro y acompañarme en mis infiernos bajo ese lema de aprovechemos el calor para hacernos una limpieza de cutis. Gracias. Mil garcias por esos cleneex cuando paso de la risa al moco o por ese tiempo que os robo con mi habitual descaro.

images (1)Si algún día llego a ser mayor y la barra de labios roja se me sube por el código de barras que tendré dibujado sobre mi labio superior, quiero seguir formando parte de vuestra vida y que vosotras sigáis formando parte de la mía. Quiero seguir oyéndoos decir, cuando vais vestidas como indigentes, que vuestros estilos son vintage o sacar esa barra de labios borgoña con el fin de maquillar cosas que no tienen nada que ver con las ojeras o con las malas caras, y mucho con cosas que se llevan en el alma como la más mágica de todas las varitas de los paises de nunca jamás. Gracias porque un día elegistéis distintas salidas que por azar llegaron hasta el camino donde había llegado yo. Gracias por acompañarme en todo este trayecto y por quedaros a mi lado para siempre, cuando no sabemos qué hay más allá de la siguiente linea discontinua pintada en el suelo. Gracias por recordarme que aunque no vea el final y tenga un poco de prisa es mejor no adelantar aunque esté permitido, que acelerar el paso no me hará llegar antes, que si me tropiezo es probable que me caiga o que si cojo un atajo me encontraré con un lobo para acto seguido bromear y decirme que lo coja, que el lobo me comerá mejor… y que cuando taconeo más fuerte solo sirve para hacer saber a los demás que estoy enfadada y nada más…

Gracias por ser tan únicas, por enseñarme que los amigos de última hora pueden llegar a ser los mejores, por ser tan dignas y tan especiales, por reconocer a los iguales, por dar lo que no tenéis, por esperarme. Gracias por estar ahí, aquí, conmigo y siempre. Gracias por vuestra vida, un poco mía, por los cuentos de caminos, por las grandes verdades, por vuestro tiempo, por vuestro aire. Gracias por pintar de colores mis sueños, por ayudarme, gracias… Y ahora que estamos un paso más cerca, más gracias que nunca porque, aunque unos dicen que donde voy no hay nada, nosotras sabremos tener un todo, nuestros todo; que no será ni mejor ni peor, pero será nuestro…images

Y nuestros serán nuestros secretos… esos que nos contamos entre bambalinas -donde qué es una raya más para un tigre es nuestro grito de guerra- y donde no hay máscaras, sino miserias a veces. Y es que, señores, quien no guarde un secreto miente, quien no miente sigue mintiendo, y quien no peca no vive de la misma manera en que quien no reconoce una miseria no es de fiar. Todos jugamos al todo o nada alguna vez, pero pocos son capaces de bañarse desnudos al alba, mirarse sin complejos el alma y sin miedo la piel imperfecta.

Porque es cierto, no somos perfectas: hicimos lo que pudimos, lo mejor que supimos. Ganamos sí, o eso creímos, pero también perdimos mientras dijimos que sabríamos hacerlo con osadía mintiendo como bellacas. Perdimos más que ganamos y aún así sonreimos a sabiendas, ya a estas alturas, que esto no es una guerra en las que se termina con una victoria o una derrota. No, esto no es una guerra; esto es una vida que es tocada por otras vidas y hay que vivirla sin más. Y en ese vivir sin más acertaremos y nos seguiremos equivocando, pero seguiremos siendo de fiar, seguiremos siendo nosotras las que lo sabemos todo, sin juzgar, las que callan, las que otorgan. tumblr_mju97g03PZ1r8azfuo1_500Seremos este complejo conjunto en el que nada sobra y todo falta, en el no hay colores intermedios. Seguiremos siendo nosotras, las que estamos a punto de ser madres, las que ligan con su jefe, las que cuidan de los hijos que criamos solas, las que ahora lloran, las que cuidan de Paula o de Amir, las que sostienen los mundos de Aida o de Tomás, las que soñamos, las que le haremos la cena a Juan Carlos o las que ahora andan un poco perdidas. Seremos nosotras las que vendemos ropa, la economista, la escritora, la corredora… Seremos nosotras un poco todas. Seguiremos siendo nosotras, las que somos, las que decimos la palabra siempre sin pudor, las que perdonamos sin condiciones, las que sabemos querer de veras, las que no nos defendemos por simple amor, las que prometemos y cumplimos, las que sabemos lo que decimos, las que decimos adios antes de que nos echen, las que besamos cuando amamos, las que nos rompemos en mil pedazos, las que guardamos silencio… Seguiremos siendo nosotras, nuestra figura geométrica: una de ángulos imposibles movidos a ratos, agitados en otros, por esto que la gente llama vida pero la nuestra que no es poco.

I love u

Kisses a lot

Gracias por planear ese viaje que nunca haremos en busca del monstruo del Lago Ness, por conducir conmigo ese Fiat 500 color crema por carreteras que soñamos todas rectas. Por cantar canaciones en ingles en un bar de carretera cuando todas sabemos que no se hablar ese idioma. Gracias por soñar conmigo, por vivir conmigo, por entenderme cuando no hay quien me entienda, por no juzgarle -sabéis que eso no os lo perdonaría- por pasear por mi cielo cuando no hay estrellas o por recoger los sueños cuando se me derraman. Gracias por recordarme que si me siento un error, se trata de un magnífico para vosotras y con eso es más que suficiente. Pero sobre todo, por quererme tal y como soy.

GRACIASSS

Así es que ya sabéis: disfrutad de vuestros amigos, cuidadlos bien, pero cuidado porque hay algunos que pueden ser la china más incómoda del zapato cuando curiosamente es de las pocas cosas que podemos elegir. Buen fin de semana muy largooooooooo a todos y millones de besos verdaderos!! Bailamos?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario