Un cese temporal de la convivencia y una advertencia…

Image-1 (1)La advertencia: “cuidado con buscar la verdad, no vaya a ser que te la encuentres de frente”

Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas e incluso, mi amiga Cristina para convencerme de esta afirmación siempre me dice que prueba de que esto de las vueltas no es una gran idea es Regreso al Futuro II; yo siempre me río porque ni siquiera ví la primera, así es que amén de creerla a pies juntillas siempre le prometo que veré esta saga para confirmar esto de las partes; cosa que nunca hago o no he hecho hasta ahora, aunque nunca se sabe…

Y no es que mi vuelta a Joël Dicker, tras su brillante ‘La verdadera historia de Harry Quebert’, haya sido un fracaso absoluto, es que hemos decidido darnos un respiro. Tal vez porque simplemente no sea el momento de su segunda novela en mi vida, o tal vez es que mis expectativas son demasiado altas, pero he de confesar que en la página 12 de su nueva novela se coló Ángeles Caso con su ‘Donde se alzan los tronos’ y cuando sucede algo así, está claro que es mejor darse un tiempo y buscar un momento mejor porque aunque Cristina diga que las secuelas son solo eso: secuelas, está claro que mi admiración por Dicker es incondicional hasta que se demuestre lo contrario. Me declaro reincidente, qué le vamos a hacer…

La belleza de Milena también fue su perdición. Convertida en esclava sexual desde la adolescencia, intenta huir cuando muere su protector, un magnate de la comunicación que sufre un fallo cardiaco mientras hace el amor con ella.

La belleza de Milena también fue su perdición. Convertida en esclava sexual desde la adolescencia, intenta huir cuando muere su protector, un magnate de la comunicación que sufre un fallo cardiaco mientras hace el amor con ella.

Así es que os propongo para este respiro ‘Milena o el fémur más bello del mundo’ de Jorge Zepeda y finalista del Premio Planeta en este 2014, cuando sorpresivamente es Pilar Eyre con su ‘Mi color favorito es verte’ un éxito de ventas muy por encima del ganador del premio antes mencionado. Conste que no he leído ninguno de los dos, estando ambos en mis planes más inmediatos junto a ‘Así empieza lo malo’ de Javier Marías y uno de poemas cuya crítica está más que prometida y pendiente también.

9788408134060 (1)En definitiva, hemos llegado al fin de semana con las mesitas de noche llenas de buenas propuestas, con un levante que no traerá nada de vuelta salvo un ambiente de lo más invernal y un tenue aroma de chimeneas encendidas que no son mías. También es inevitable -supongo- esos pellizcos en algunos estómagos al ver esos copos caer y cuando esos olores de los que antes os he hablado me traen de vuelta un tiempo de amigos, de noches que fueron eternas y de un tiempo que parecía que no tendría un final.

Hoy también no puedo evitar sonreir al releer alguna de las cosas que escribí, entre ellas una en la que decía saber cuando aún no había acabado el año pasado cómo iba a terminar éste, que apura sus días intentando escapar de las garras de esas líneas que dejaron por escrito muchas verdades y algunas mentiras. Un día, por cierto, recordadme que os hable de la mentira, creo que quizás ha llegado el momento de hablar de que no porque todos crean una mentira se convierte en verdad o cómo dentro de muchas mentiras hay a veces, solo a veces, grandes verdades.

Image-1Creo que quizás sea buen momento decir que yo a veces creí porque quería creer, aún a sabiendas de que buscar la verdad no era la mejor de las opciones solo porque me gustaba más vivir esa mentira, para después no mirar atrás simplemente porque ya daba igual. Quizás ha llegado el momento de decir que tal vez nunca se debe volver la mirada para encontrar lo que ni siquiera fue una mentira, sino un trozo de nada que se convirtió en la peor de las trampas. Quizás ha llegado ese momento o quizás no; quizás sea mejor hablar de ese invierno que llega, de los copos que solo caen en la pantalla del ordenador y de esos puentes que cruzamos y cruzados están. Porque… ¿os habéis preguntado que sucedería si nos armáramos de valor y fuéramos en busca de la verdad? Yo os diré una de las posibilidades que podría suceder: que te la toparas de frente para entonces descubrir que es cierto eso que dijo alguien que la verdad te hará libre, pero no lo es menos un añadido que se os olvida y que sentencia: pero primero te hará miserable.

Feliz viernes y buen fin de semana a todos. No olvidéis que la vida dura lo mismo que dura un beso. Nos vemos el lunes para hablar de nuestras cosas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario