Tres heridas, un libro con una cariñosa dedicatoria y una humilde crítica

10806474_717540924998763_6043434118305848861_nCuando te dan una obra, te la dedican y te piden una crítica no puede uno más que ponerse el más bonito vestido de modestia que se tenga en el armario para solo decir que en mis palabras encuentres el respeto que te tengo, porque como he dicho muchas veces escribir es uno de los actos de generosidad más grandes que existen, a pesar de que algunos dicen que los escritores no somos más que una panda de mentirosos que escribimos las vidas que nunca llegaremos a vivir. Palabras que desoigo como tantas otras porque una de las ventajas que tiene crecer es que uno empieza a pasar de lo que dicen los demás y, lo más importante, a no necesitar beneplácitos ajenos.

Espero que tú, me consta que es así, hagas lo mismo cuando me llevas algunos pasos de ventaja tras la publicación de ‘Tres heridas’, un libro de poemas escritos a lo largo de muchos años en un acto de desnudez absoluta a través de veintisiete poemas que conmueven, irritan e incluso invitan a la reflexión. Paco Gil Mora, amigo antes que escritor, nos sorprendió a algunos hace unos meses con el nacimiento de esta obra que se aleja de los convencionalismos métricos para lograr un ritmo propio que espero no pierdas en el siguiente. Porque habrá siguiente.

1505590_717540938332095_6627580061962895174_nLa muerte, las heridas, la hipocresía, el amor y el desamor -cogidos de la mano en muchos de los poemas- o imágenes nítidas descritas en dieciséis versos -en un caso concreto- sin métrica lógica alguna salvo la tuya creo que consiguen a cabalidad tu propósito para con el lector: ninguno; Creo que no escribiste con fines determinados sino que se trató de un desahogo del alma a través de las palabras que estaban, mira como son las cosas, avocadas a traspasar ese yo para llegar a otros, a los que te hemos leido.

“Ignoro lo cotidiano y desoigo las voces,

los gritos, los avisos, los consejos,

desatendiendo mi salud, sin conciencia

atormentado por el dolor”

                                                                (Mar de dudas)

En definitiva ‘Tres heridas’ contiene una serie de poemas sin hilo argumental conductor o tema específico con un estilo íntimo pero transferible, aunque siempre vinculado a la memoria personal. Una memoria que puede parecer a ratos irracional pero que entrelíneas se deja entrever lúcida y con tremenda lógica poética a pesar de la singularidad de su ritmo; una lógica que puede pasar desapercibida pero que realmente se transfiere a través de su poema introductorio que se adivina de emotiva significación para su autor y que da título a la obra completa.la foto (41)

“Tres heridas desiguales repartidas,

y proporcional a las vidas llevadas,

con un desorden necesario,

para nop ahondarla y que pare de sangrar”.

(Tres heridas)

Bonito prólogo, por cierto y esa referencia a la capacidad de querer sin fisuras. Preguntas en tu poema que da título a ‘Tres heridas’ : ¿Cuál fue tu herida?; ¿fueron todas?, ¿con todas moriste?; ¿todas te llevaron a la muerte? ¿Las elegiste a todas para morir?

Yo no escribo poesía, lo sabes, pero te diré algo: yo tengo mi herida favorita, como todos. La herida de entre las heridas. La herida que dolerá cuando llegue el final. La cicatriz de la herida que acaricio para no olvidar qué me la causó porque sabemos que hay motivos nobles que terminan hiriendo. Y esa será la herida, mi querido Paco, que elegiré para morir porque simplemente las demás no tienen la grandeza de quitarme la vida.

Te deseo la mayor de las suertes, lo sabes y muchos éxitos a lo largo de tu vida. Deseo que cures esas heridas y te doy mis más infinitas gracias por pedirme esa crítica, demostrando que eres un escritor inusual alejado del ego y la vanidad. Los adjetivos repetidos a propósito están subrayados, pero invito al lector que sea él quien los descubra porque en esos tres adjetivos repetidos de manera incesante está la clave de prácticamente todas las estrofas.

Feliz fin de semana, nos vemos -como siempre- el lunes ;))) Entretanto don’t forget to live the dreams you dream, and don’t forget to dream the wonderful things to add to life

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario