Meetic, el nuevo afterwork que mola… me han dicho que van nueve millones de tíos y tías super exigentes… yo me quedo en el Reinaldo

Image-1 (5)Me ha contado la prima de una prima mía, que es sobrina de una tía abuela y sobrina nieta de mi abuela a su vez, que conoce a una chica -precisamente su prima- que rompió con su novio o fue su novio el que rompió con ella, aunque esto de quien fue el autor de esa ruptura no me quedó muy claro, la verdad. Hasta aquí nada nuevo si tenemos en cuenta que exceptuando a Aragon, se producen tantas rupturas por segundo en España que es imposible contarlas…

Tampoco sucede -o yo no lo se- que en este caso tuviera que ver el doble check de color azul o estar en linea cuando el otro no lo está y ese tipo de cosas que ahora hacen mella, pero mucha, en estos ceses de las convivencias que ni siquiera llegan a convivencia porque que si el egoísmo, que si la falta de compromiso, que si ésto o que si lo otro… Que total, que el caso es que ella se enteró que cuando su lado de la cama aún no se había enfriado, el contrario -osease, su ex- ya estaba de caza, pesca, captura, hunter, fishing o como lo queráis llamar… Pero no en un coto de caza o a bordo de un pesquero, no… No fue a cazar a esos sitios donde antes se cazaba, ni siquiera a un aferwork (lo que conmunmente se llama en Estepona Reinaldo, o en Madrid Moby Dick)… No…

Image-1 (2)No, el tipo se fue a un sitio que se llama Meetic y que parece que mola, pero que mola mucho. Es un sitio, por lo que pude escuchar, donde nueve millones de solteros y solteras -o eso dicen- son exigentes… ¡¡¡Qué cosas!!! Oido esto yo pensé: “No veas como tiene que ser el sitio de grande para tanta clientela!!” por no hablar de sus slogans: “Las reglas del juego han cambiado”, ‘Meetic, líder mundial en amoríos discretos” o ese “Meetic, te vas a enamorar”; frases que dejan mamando a ese clásico “Porque tu te lo mereces” de un conocido club social malagueño. Un club donde se socializa, vamos…

Total que dejando a un lado el tema de la publicidad y volviendo a este sitio nuevo, parece ser que también es un establecimiento donde se desafía al mal tiempo y se pone buena cara, donde la gente se llama de una manera distinta a su nombre habitual en un alarde de gilipollez porque en realidad cuando alguien te ve y te conoce sabe que realmente no te llamas así; Un sitio donde se dicen cosas como ‘busco mujer sola’… ¿Qué significa sóla?: ¿Sin padres? ¿Sin hijos? ¿Que se sienta sola? ¿Que no tenga a nadie? ¿Está buscando a la Sole? No se, esto tampoco lo tengo claro del todo…

Pero a lo que vamos, que por lo visto esta chica -la ex- se enteró de que su recién ex, pero recién recién súper-recién ex -un presunto empresario seguro de sí mismo, con cierto éxito y un alto concepto de sí mismo- frecuentaba este lugar nuevo, aunque de antigua apertura junto a otro aferwork e incluso duringwork que se llama e-Darling. Claro, quizás lo que más le impresionó no fuera ver la foto de su ex en la pantalla del móvil de una compañera de trabajo en una imagen que, además de todo, no era demasiado actual quizás en una maniobra por despistar… Fue el efecto sorpresa. Me han dicho que a la pobre se le cayeron las bolillas de los ojos al suelo cuando su compañera de trabajo -pongamos que se llama Lola-, móvil en mano, le preguntó enseñándole la foto en cuestión si conocía a ese chico de nueva incorporación al afterwork porque el lugar de origen era el mismo que el de ella. La usuaria quería informarse del recién llegado, supongo…images

Flipando, alucinando, fibrilando, diciendo un reiterado ‘no, no lo conozco’ mientras se cagaba en tó lo que se meneaba, parece que fue como la prima de mi prima recogió esas bolillas de los ojos caídas para con toda la dignidad del mundo darse la vuelta y hacer como que no le importaba, eso sí no sin antes despotricar de lo lindo acerca de estos procedimientos de caza mientras la dueña del móvil, la supuesta Lola, se preguntaba porqué se había puesto así la prima de mi prima si ella lo único que había hecho había sido enseñarle a un posible candidato para su proceso de selección en este mercado para el apareamiento, con amor por supuesto de por medio (Mogollón de amor), previo envío de un flechazo… Y sí he dicho flechazo, porque las reglas del juego han cambiado y en ese sitio no te preguntan ese “oye, estudias o trabajas”, no… No preguntan eso, te mandan un flechazo que es una especie de herramienta que vendría a sustituir para que nos entendamos a las tradicionales cañas de pescar…

la foto (3)Un follón ésto del amor virtual; así es que después de mucho pensar en la prima de mi prima, hoy mis post es para ella porque aunque no le vi hincar los tacones ese día en el pasillo del sitio donde trabaja, lo puedo hasta imaginar. Y es que creo que todos sabemos lo difícil que es eso del desamor. A la mierda las etapas de duelo cuando lo que más duele es ser consciente de que has sido reemplazado o, en su defecto, de que el contrario anda por ahí ya con el anzuelo puesto con toda la carnaza. Pues bien, querida prima de mi prima te diré dos cosas, bueno dos no, tres: que todos los ojos no lloran a la misma vez, que deberías sentirte orgullosa de que tu plan renove no haya podido hacerse en un bar cualquiera sino entre nueve millones de tías exigentes y futuras madres ideales que no huelen a nada, que no sabemos cómo se mueven porque ligan pertrechadas detrás de la pantalla de un ordenador donde se puede ser quien se quiera -ojito- y que ganan mucho con esas selfies que se hacen, sí… Pero no olvides querida, que siempre siempre, siempre la hora de la verdad llega en las distancias cortas y que la química cerebral no se activa desde el móvil.

Si ese ex fuera el mío, le desearía suerte, mucha, le recomendaría que cambiara la foto, que se pusiera su nombre real si tan valiente es y no se avergüenza de donde está e incluso le ofrecería unas cuantas que tengo y en las que sale muy guapo. Si fuera mi ex le preguntaría ¿cómo has caído tan bajo? Cuando la pregunta correcta sería si no será que he sido yo quizás la que tenía un concepto demasiado alto de él y creía que no necesitaría de estas cosas para conquistar los corazones que quisiera. Si fuera mi ex no haría estas cosas, sería un hombre discreto y me respetaría porque si lo fuera sería señal de que un día me había querido.

Dicho ésto, espero que los millones y millones de tíos y tías que os habéis sumado a esas nuevas reglas del juego no os ofendáis, pero para los que sí lo hagáis también tengo un mensaje: me importa un pepino, así como que yo ya tengo tanta edad como para no dar demasiadas explicaciones de lo que digo; en definitiva siempre cada uno pensará de las cosas lo que le dé la gana.

Feliz jueves!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario