Un super mate red lipstick para nuestras bocas y el resto del mundo será nuestro

la foto (32)Una vez oí decir a alguien que sabe mucho de moda que si usamos brillos de labios, la gente no notará el resto de nuestro cutis. Y si os digo la verdad, no entendí si dicha sentencia era para bien o para mal… lo dijo en ingles y creo que no lo terminé de entender. Pero mira qué cosas, hoy me desperté pensando en dicho asunto y llegando a la conclusión que una cosa está clara: que si usamos una barra de labios color cereza mate, nadie se fijará en el resto de la indumentaria, ya sea una camiseta o un buen vestido…

Acabados mates aterciopelados en todas las tonalidades carmesi, que jamás podrá acompañarse de gloss, es nuestra propuesta para este resto de invierno para las atrevidas, las grunge, las sofisticadas, las niñas buenas o las malas. Tonalidades berenjenas, borgoñas o rojos para el día y para la noche y si no me creen, hagan la prueba…

Por una vez, me alejo de las tonalidades Chanel, para aconsejaros los nuevos tonos de Lip Velvet que pasan por los colores opacos-polvorientos que se mantienen durante horas, así como los Mac Ridi Woo y sus tonalidades y texturas suaves como el terciopelo. Marcas que son apuestas seguras para bocas que toman dimensiones nuevas para esos looks tan casuales o fabulosos que una quiera.

1 Cómo elegir el tono que mejor nos va

Cuando una mujer se decide por estos colores, tiene que tener en cuenta que es una especie de mensaje claro: soy audaz, femenina y atrevida y aunque puede intimidar, lo cierto señores es que no hay que tenerle miedo a una boca roja. A veces las apariencias engañan y los mensajes están cifrados… Atentos, pues…

Eso sí, cuidado cuando una decide pintarse la boca en estas tonalidades. Cuidado claro con el resto del maquillaje, ya que lo mismo que en la decoración de interiores, sólo debe haber un punto focal. Es decir, para que nos entendamos: la línea entre parecer sofisticada o una cupletista acabada es muy fina. Para evitar parecer lo que no queremos, hay que optar por la suavidad en las mejillas y en los ojos y por el delineador.

Importante esto del delineador y especialmente seguir las líneas de tus labios, cubriendo todo incluyendo las esquinas. Con el lápiz labial rojo no es recomendable hacer líneas de aumento si no queremos que parezca que nos los pintamos con la luz apagada y lo que es peor: que se nos suba la pintura al ‘código de barras’.

[jwplayer mediaid=”1045″]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario