Las chicas no corremos por deporte y cuando os pedimos una Thermomix, no lo decimos en serio

1Día tres enero, viernes. Vuelta al trabajo y una difícil decisión a primera hora de la mañana… un piedra, papel o tijera entre mis zapatillas de correr o unas converse de color rosa. ¿A que no adivináis quien ha ganado?? Of course, el rosa claro siempre me ha favorecido más. Lo que ha llevado a la conclusión chicos de que a ninguna mujer, y digo a ninguna (salvo alguna rara excepción) corre por correr sino sólo por amor… Qué alivio que en este momento de mi vida por amor no tengo nada más que hacer que ser yo misma!! Grazie mile.

Así de simple. Dicho ésto y viendo mis zapatillas he sentido una inspiración y la necesidad de orientaros acerca de qué regalar a esas chicas que corren por amor y que seguro os han estado dando pistas de manera inconsciente desde el pasado seis de enero del 2013. Así es que el primer consejo es estar más atentos. Nadie quiere que suceda lo que de hecho sucederá: apretarán levemente las mandíbulas mientras sonríen luchando con toda su alma para evitar que una arruga de expresión delatora se marque en la frente.

En busca del regalo perfecto…

Decía Bob Marley, que si una mujer es capaz de hacerte reír al menos una vez, pensar dos veces, parecer humana y cometer errores no hay que dejarla escapar sin olvidar que no hay que esperar más de ella de lo que pueda darte… y que si bien no existirá la chica perfecta, sí que habrá una perfecta para tí… la foto (1)

A Bob, estaría componiendo, se le olvidó añadir que nunca jamás de los jamases hay que regalarle dinero a esas bellas damas para que se compren algo en las rebajas a modo de regalo de Navidad. Es una de las violaciones del estilo masculino que no se pueden perdonar, amen de que la inmadurez haga que vayas en chanclas o vaqueros a una boda, pero es otro tema.

Aunque ella lo haya pedido por activa y por pasiva, tampoco y digo tampoco con mayúsculas se puede regalar una Thermomix. En este sentido puedo asegurar que ese tipo de chicas del que estamos hablando pueden no estar en posesión de una cordura total cuando piden algo que termina en X y que sirve para cocinar o para limpiar… Atentos y cuidado con esa magnífica letra del abecedario.

Lo más caro no siempre es lo mejor; esto lo sabe todo el mundo así es que vamos directamente al asunto prendas de vestir. En este punto os diré que soy consciente de que la ropa que nos ponemos no siempre es la que os pone, pero no se puede regalar pensando en uno mismo sino en la persona a la que vamos a regalar… eso es clave para acertar. 

la fotoArriesgar, inventar, imaginar y ser originales son siempre las mejores claves para sorprender con un regalo si eres el tipo de persona que regala con toda el alma y no alguien que quiere cubrir expediente. Así es que poneros a la tarea que quedan pocos días para hacer los regalos que no se hayan hecho ya… los atajos suelen ser los caminos que no llevan a ninguna parte, no lo olvidéis… perder un minuto más puede ser la clave de un momento inolvidable.

A veces regalar tiempo, una canción o algo tan simple como un sabor se convierten en esos regalos que uno recordará siempre. No hay nada más bello que tener la sensación cuando eres el que recibe que te dan mucho más de lo que diste tú, que se tomaron la molestia de pensar en ti a la hora de la elección y que por un momento, aunque no sea eterno, solo pretendieron encontrar una sonrisa como contraprestación. 

Suerte chicos en vuestra búsqueda del regalo perfecto, no olvidéis la X como norma de oro así como que las cosas que se enchufan no nos gustan demasiado a las princesas de diademas caídas. No hay mayor regalo que algo pequeño con un significado muy grande, cuando estos significados somos nosotros los encargados de crearlos, darlos, prometerlos y mantenerlos.

[jwplayer mediaid=”835″]

Feliz viernes, nos vemos el martes cuando la rutina y los tiempos acompasados deberían haber vuelto ya a nuestra vidas!!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario