La vida de Yves Saint Lauren, pura magia y maldición, da el salto a la gran pantalla

2En el mundo de la moda hay nombres y apellidos que hicieron Historia bajo unas iniciales como las de Yves Saint Laurent. Un genio que se escondía bajo unas gafas de pasta sujetas a una nariz prominente que en este 2014 estrena película bajo el nombre de la marca que nació de una personalidad complicada.

Pierre Nimey, es el encargado de encarnar en la gran pantalla a aquel hombre de personalidad contrariada y tímida en un recorrido por su vida entre los años 1956 y 1976, donde el amor, los éxitos y como no, el fracaso también, se convierten en el hilo argumental de la adaptación de la biografía de Pierre Bergé -su pareja sentimental y profesional- del que fuera uno de los visionarios del mundo de la moda durante las décadas de los sesenta y los setenta.

Con tan sólo 21 años, Yves Henri Donat Mathie Saint Lauren, nacido en el seno de una familia acomodada de origen francés y afincada en Argelia durante años, se convertía en el sucesor de Christian Dior, de la mano de quien en poco tiempo se convertía en el modisto más joven y reputado de la alta costura a pesar de que tuvieron que pasar algunos años para que el joven al que Dior llamaba ‘mi príncipe’ comenzara a escribir numerosos renglones de la historia de la moda con mayúsculas. 1

Y es que como tantas biografías de personas extraordinarias tocadas por esa varita mágica llamada genialidad, en la vida de Ives Saint Lauren también existieron tiempos de oscuridad, de traiciones, de momentos bajos y de demonios que en este caso provocaron que no fuera hasta la década de los sesenta cuando tras incluso el paso por un psiquiátrico, el francés no consiguiera refundar su carrera bajo su propia marca, YSL.

El niño que jugaba a vestir muñecas y soportaba burlas por estos comportamientos estaba destinado a ser la aguja más reclamada por mujeres también únicas como Elisabeth Taylor, Sofía Loren o Marlene Dietrich. Un retrato, el de Pierre Bergé, con el trazo experto de quien sí traspaso eso que se llama intimidad donde la incomprensión, sus grandes pasiones por la pintura y otras expresiones artísticas llevadas a sus colección quedan reflejadas a la perfección, así como esa relación tumultuosa que a pesar de todo le ayudo a guiar sus pasos hasta el final de su vida.

3Magia y maldición ahora en la gran pantalla en una cita con la historia de la moda y del arte que esperemos esté a la altura de una vida tan intensa y única como el poder de unas siglas indispensables antes, ahora y siempre: YSL

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario