Estrenamos año, propósitos imposibles and the pussys y no tenerlos para little lanterns!!

la foto (8)Oye, como pasa el tiempo, no?? ya estamos a día dos… y a pesar de eso aún sigo recibiendo mensajes de Año Nuevo, algunos como éste: He leido tu horóscopo para este año: SALUD; los astros te sonríeen. DINERO; los astros te sonrien. SEXO; los astros se descojonan‘… o éste que es aún mejor: ‘En este momento en este país hay 66.000 personas haciendo el amor, 15.820 están terminando, 19.965 están empezando, 28.819 están en pleno placer y solo hay un@ leyendo mensajes. ¡¡¡ESPABILA!!! Feliz Año Nuevo. Espero ser el primero en felicitarte el año nuevo. ¡FELIZ 2014!’ y es que lo leo, miro la hora y me doy cuenta de que son las 08:45h de la mañana del día dos de enero, día laboral… ¿Son ciertos estos datos? 

Así es que con cara de cierto asombro y para más inri en mi último día de vacaciones, un año más tengo que lamentar este tipo de mensajes, las fotos del facebook del día siguiente, muchas inquietantes, y los propósitos claro ésta… Inevitables. Llega el Año Nuevo y con él, las diferentes listas de propósitos en las que suelen coincidir más o menos las mismas metas que también, año tras año, se quedan a mitad de camino. Y aunque yo pensaba que por ser tan simple el único propósito iba a ser ‘tratar de ser feliz’, añado a la lista: revisar mi agenda para eliminar contactos y borrar gente de mi facebook o bien cancelar directamente mi cuenta.

Así es que mi primer propósito será borrar a esas personas que no paran de poner mensajes dirigidos directamente a terceros a través de frases célebres que me aburren que me matan y a quienes se les intuye el estado emocional diario. Y mira que son entretenidos a veces, pero es que mi propósito número dos es dejar de perder el tiempo…

Como una buena lista debe tener al menos un total de diez propósitos los siguientes serán, claro está: no dejar de fumar, no hacer el más mínimo intento de apuntarme a un gimnasio y dejar de comer Nutella a cucharadas… sólo meter el dedo como mucho una vez al día.

Como sexto propósito ,y este es fundamental, debería también reconocer mi talla y no falsear la medida de mi cintura para evitar tener que cenar con la falda de princesa de alta costura desabrochada porque, de lo contrario, la posibilidad de explosión de mi propio torso se tornaban tal altas como la de lluvia a partir de las dos de la tarde hoy en Estepona.la foto (11)

Así es que con la tontería ya sólo me quedan tres propósitos: Dejar de poner como contraseña ‘contraseña’ u ‘hola’. Voy a intentar ser más creativa; Sólo pasearé por casa en pijama dos veces como máximo al día y como no, dejaré de decirle a mi madre cuando se me olviden las pastillas del lavavajillas que vale con echarle un chorrito de fairy o bien especificar los decilitros a los que me refiero. De esta manera evitaré tener que llegar la madrugada en Fin de Año a mi casa con la falda más desabrochada aún que a las doce de la noche y encontrarme con una magnífica fiesta de la espuma. Espuma no destinada a retozar, sino a recoger con una fregona que estaba en la otra punta del desaguisado cortando el rollo a las mascotas que involuntariamente, o no, llevaban horas de espumita hasta los ojos.

la foto (10)Trataré de tener mi soberbia a raya, llevar un bolso de weekend en tu coche por si nos atascamos de nuevo en el barro -no consentiré jugar la vida de mis botines de serpiente una vez más-, comprarme en las rebajas una falda lápiz, que aunque no me la pondré a menos que le de una patada al bote de Nutella o me corte el dedo índice de mi mano derecha, es prenda indispensable este invierno; le daré la espalda a mi ego, meteré mi orgullo en el último cajón y haré sinceramente lo que pueda para llegar de nuevo al próximo fin de año para decirte cuál fue el resultado de las lentejas que de entrada ayudaron a impedir que esa falda abrochara incluso en la posición de emergencia prevista en el atelier de AntonioMeQuiere en previsión de que aunque no suelo mentir con mi edad, al menos de manera consciente, sí suelo hacerlo con mi talla de ropa. Aprender ingles más allá de la traducción de una receta. Y por supuesto, trataré de seguir siendo tan sencilla como hasta ahora a pesar de usar anglicismos que a veces no se ni lo que significan!

Feliz jueves a todos!! En mi clase de ingles: I can’t with my sould!!

[jwplayer mediaid=”827″]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario