Comer sin medida, tener curvas bellas, los cuerpos esculpidos y no acabar como Bridget Jones solo tiene un secreto: la Crioliposis o la liposucción sin cirugía

1Recapitulando, tenemos numeroso acuerdos y pactos que cumplir este año empezando porque quedamos en que sería la anualidad en la que viviríamos peligrosamente bajo la importante premisa de ‘come, ama y reza’… Y claro comer hemos comido, pero lo malo de esta filosofía es que todos esos hidratos y proteínas se nos está pegando en la denominada ‘riñoná’.  Como también pactamos que no corríamos más que por amor, y ya no queremos tanto como antes,  pues tenemos que pensar en otro tipo de soluciones…

Las ventajas de ser bloguera es que la Street Culture es tan básica como respirar. De ahí que entre googleo y callejeo haya llegado a la estupenda conclusión de que podemos comer lo que queramos, que la curva es bella –muchísimo- y que no terminaremos como Bridget Jones en su última entrega –que, por cierto ya se ha publicado y está en todas las librerías además de en la mía, por supuesto-, gracias a que la liposucción sin cirugía también es posible a un precio más que razonable.2

Podemos esculpir nuestros cuerpos en una sola sesión de Crioliposis combinada con las ondas de choque, en este caso aplicadas a la estética. Conseguimos resultados visibles desde el primer momento en cuanto a la reducción de grasas localizadas, a la vez que un rejuvenecimiento de la piel gracias a las ondas de choque, que también ayudan a la reducción de la tan temida piel de naranja.

¿Quién no se apunta a quitarse un poco por aquí y un poco por allá por tan sólo 150,00 euros? , ahorrándonos tener que lamentarnos por esos propósitos que de hecho este año no nos hemos ni hecho y esas bragafajas que cortan las respiraciones y la circulación.

3Estar aún lejos de lo cuarenta pero tampoco demasiado, seguir comiendo para ser felices, tener la grasa a raya, la piel eternamente joven, amar apasionadamente sin estar preocupadas por nuestro aspecto que será de once, y rezar en cualquier momento es posible en FIT Estepona, donde tal vez no estarán del todo de acuerdo conmigo en el asunto del ejercicio.

Y como a pesar de ser una bloguertown, en el fondo sigo siendo una periodista sería a ratos, puestos en contacto con el centro, que cuenta con una de las pocas máquinas de esta índole en toda España, cabe destacar que el proceso y el número de sesiones, según Fernando Gil –director de FIT Estepona-  ‘irá en función de la profundidad del tejido adiposo y de la reducción deseada; harán falta entre 1 y 3 sesiones, siendo aconsejable un intervalo de 45 días entre las dos sesiones, eso sí, destacando que en algunos casos con una sola sesión es suficiente así como la espectacularidad de los resultados’.

[jwplayer mediaid=”844″]

Respecto del novedoso método, Gil aseguró que la Criolipolisis de enfriamiento selectivo y controlado de los adipocitos permite una reducción notable y natural de grasa sin el traumatismo de los métodos invasivos (liposucción), y sin el riesgo de afectar a los tejidos colindantes tal como puede ocurrir con la radiofrecuencia, los ultrasonidos focalizados o el láser, añadiendo que este tratamiento está particularmente indicada para adiposidades localizadas, no generalizadas: el caso ideal no es el paciente obeso, con adiposidad generalizada, sino el que desea reducir adiposidades locales en zonas como abdomen, cintura, espalda, brazos, cartucheras…

Pues listo, si alguien quería saber cuál es el secreto de estar en una edad medio complicada, comer a placer, hacer el ejercicio justo y seguir teniendo bellas curvas, ya sabéis dónde, cómo, cuanto y cuando.

Fernando Gil Crespo ; col.29/4041; C/ Santa Ana 34, Estepona; Teléfono: + 34 660-484843

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario