Las mujeres alcanzan la madurez el día que dejan de ponerse tacones que no pueden asumir

2Alguien me dijo una vez que me daría cuenta de que me había alcanzado la madurez el día que me invitaran a fiestas en casa de amigos en lugar de a botellones. Yo, sin embargo creo que las mujeres alcanzan la madurez el día que asumen que siempre, siempre, pero siempre siempre, habrá una mujer más guapa que tú en cualquier evento social al que acudas y que no se deben usar, jamás, jamás, jamás de los jamases una medida de tacón que no seas capaz de asumir.

En realidad la idea cuando uno pone un pie en la calle debería tener como meta pasar un rato divertido o agradable independientemente del lugar elegido, ya sea guateque en casa de amigos, bares de copas o fiestas de cualquier índole. Nunca el objetivo debe ser pretender ser la reina de la fiesta, vacilando en el espejo mientras imaginas la cara que pondrá fulanita o menganita cuando vea ésto o aquello, porque lo más seguro es que terminarás con unos andares inquietantes debido a ese dolor de pies por los tacones que no te impresionaron más que a tí y a tus amigas, mientras cuelga de uno de tus ojos esas pestañas postizas mal puestas o se te sale uno poco de ese relleno de gel que con el fragor de la batalla se ha salido de su sitio.

Y antes de entrar en materia con unas reglas de oro dirigidas a mujeres que dejaron de ir a botellones porque ya alcanzamos la madurez hace tiempo, un consejo del gran Taramona para las que aún siguen instaladas en la fase anterior y están en el mercado de invierno: No existe un heterosexual en la Tierra al que cuando se le pregunte ¿Qué tal con Silvia? diga, “mal, pestañas cortas” y sus colegas se lo lleven de cañas para olvidar. En cambio cuando llegas a casa con unas pestañazas largas y preciosas pero sales del baño con los ojos como E.T., eres tú quien ha resaltado la “carencia” habiéndote hecho una mala publicidad comparativa.

2Los mandamientos del universo femenino de las chicas AntonioMeQuiere

La belleza abrirá puertas pero no las mantendrá de par en par por mucho tiempo. Y es que la belleza absoluta va más allá de un color de pelo o de unos rasgos…

Mirada positiva ante todo: Hay que ser positivos y aunque ésto parece obvio, creedme si os digo que no siempre logramos ser entusiastas. Hay que conseguir estar contentas con nuestras vidas porque ese tipo de felicidad te convertirá en alguien único e irresistible. Llorar por los rincones no es nada atractivo y manchar las camisas masculinas de rímel, algo intolerable.

Dueña de tu propia vida: Aunque este mundo está pensado para ir de dos en dos, como los pingüinos, creo que mientras eso sucede tenemos que conseguir ser independientes, manejar nuestros tiempos para cuando toque compartir los días con alguien del género contrario sepamos de la importancia de los espacios propios para seguir siendo uno mismo. Las chicas AntonioMeQuiere no aspiramos a ser un gremlin camuflado. Somos tías con garantías.

3Nada de naranjas, ni de limones, ni de príncipes azules: Tenemos nuestra vida, nuestros afectos y  nuestros deseos. Somos mujeres inteligentes y sobradamente preparadas que no esperamos a un personaje ficticio que venga a completar nuestros mapas. Nuestro mapa está completo, solo queremos que alguien lo recorra con nosotras.

Mujer con amor propio: En este planeta lleno de chicas, os lo aseguro, no buscamos la aprobación en el ojo ajeno. Lo único que nos vale es la sonrisa que nos devuelve el reflejo de nuestros espejos; es decir, la nuestra.

Sentido del humor: este es uno de los puntos más importante de nuestros mandamientos. La risa es signo de confianza, comodidad y distensión. Es el aliado ideal para disfrutar momentos inolvidables con quien tengamos al lado. Y claro, en este punto, es de vital importancia comenzar por reírse por uno mismo.

Manipulación OFF: Volvemos a la importancia del punto intermedio: ni tías fáciles ni chantajeadoras profesionales. Simplemente mujeres que sabemos lo que queremos y lo que es más importante, lo que no queremos.

Disfruta el presente: No te enroscarás en historias pasadas. Adiós a los ex o a esos primeros amores al que algunas le ponen mayúsculas. Si no llegaron hasta aquí será porque no merecían la pena. A nosotras sólo nos importa el aquí y ahora. El presente es lo que importa, lo demás es solo historia.

Pisa fuerte: la seguridad en ti misma es lo más importante de todo. No importa cuánto midas, ni qué talla uses, si confías en tí el futuro estará en tus manos.

Hacer de lo pequeño lo extraordinario, porque lo es simplemente.

[jwplayer mediaid=”769″]

Feliz lunes a todos y un beso enorme a mis amigas que no pueden ser más auténticas. Gracias por inspirarme y por pertenecer a este universo donde una simple canción nos hace más llevaderos los días que no siempre son fáciles, cuando en una mano llevamos millones de obligaciones y guerras perdidas, y en la otra todas estas normas que no olvidamos porque sabemos que la vida dura sólo un bonito pestañeo…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario