Azabache abrió sus puertas y nos dieron las diez y las once, las doce y la una y las dos y las tres…

1Y desnudos al amanecer nos encontró la lunaaaaa… (Ya se que fue al anochecer, pero es que aquí no fue el caso!)

El nuevo local abocado a convertirse en la opción de moda en Estepona abría sus puertas el pasado jueves con una inauguración memorable a la que creo no faltó nadie. Las cosas son como son y cuando uno pone cariño en lo que hace se nota; y se nota tanto que auguro un futuro muy bello a las dos emprendedoras valientes, Ángela Fernández y María Victoria Bracho, que han puesto el corazón en este nuevo proyecto que se convertirá, y sino tiempo al tiempo, en la oferta de ocio que hacía falta en Estepona en particular y en la Costa del Sol, Málaga, Andalucía, España, el mundo entero y si me apuras, en el universo, en general…

Originalidad, embrujo y mucho arte en este Azabache lleno de amor por todos los rincones. Un lugar especial y con encanto difícil de conseguir pero que, en este caso, cumplía sobradamente las expectativas tras una puesta en marcha a contrarreloj por parte de las dos autoras de esta rúbrica flamenca con tintes de señorío al son de mucha raza, de improvisadas canciones y de momentos difíciles de describir en un simple post.

3Para los que no estuvieron, parada obligada en la calle Castillo de Estepona a los pies de los restos arqueológicos de San Luís. Dos plantas, picoteo, chicharrones, un ricón de Sevilla en Estepona y dos grandes anfitrionas que han sabido crear un lugar, único y original, y sin más pretensiones que llevar a la práctica un sueño acallado durante años especialmente por parte de Ángela, que a la altura de las circunstancias, también ha logrado impregnar de ese corazón tan grande que tiene cada una de las maderas que protagonizan este nuevo lugar donde lejos de oírse esa frase que tanto me gusta ‘si me queréis irse’ se debió haber oído un ‘si me queréis, echarme’. Ella puso el sueño y María Victoria, el contrapunto.

Así y aunque el jueves arrancaba Azabache con todo el compás, más allá de los muchos artistas invitados que hicieron las delicias de todos los allí presentes y que se convierten en uno de los platos fuertes de este nuevo local, recordaros que gracias a la estructura del propio establecimiento el proyecto no se limita a la noche, sino que abre sus puertas a las doce de la mañana ofreciendo a los clientes el mejor picoteo andaluz en su planta de arriba. Para los que quieran sumarse a la noche, pues ya sabéis… a bajar esas escaleras!la foto(38)

Flaco favor nos habéis hecho a los que nos gustan esas reuniones de amigos que terminan a voz en grito cantando canciones como esa memorable ‘Y hubo alguien’, con improvisados taconeos, palmas y muchas risas. La vida solo se vive una vez, mi querida Ángela, gracias por hacer que sea posible llenar las mochilas de momentos tan únicos como el del jueves.

Toda la suerte del mundo, aunque no la vais a necesitar porque cuando uno es único todo lo que toca lo convierte en magia, en este caso una magia muy flamenca. Por cierto María Victoria, gracias por esos rosquitos de última hora. Nunca agradecimos tanto la presencia de una canastera. Deberíais plantearos un pucherito!

Pd: debisteis echarme en lugar de soportar ese cuadro de Paula Puerta al cante que no pudo hacer más, pese al perfecto guitarreo de Pepe Fernández. Me dieron las diez y las once, las doce y la una y las dos y las tres… lo peor, amenazo con volver! Mientras escribo el post se me mueven los pies, no te digo ná!

[jwplayer mediaid=”626″]

4Para los que queráis seguir este proyecto en Facebook, aquí os dejo el enlace, donde podréis ver todas las imágenes de esta noche que hoy es protagonista en nuestro blog.

https://www.facebook.com/AzabacheEstepona?fref=ts

Calle Castillo, 25 Estepona, Málaga

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario