Las mujeres no estamos locas… Estamos para que nos encierren!!

 la foto(16)Dice un proverbio de vete tú a saber donde que dos no discuten si uno no quiere, de la misma manera que uno no entra al trapo no porque le esté dando la razón al otro, sino porque no tiene ganas de perder el tiempo con un imbécil.

Pues todo esto es lo que se me viene a la cabeza ante esa frase recurrente y masculina que dice: ‘tú estas loca’ o en su defecto ese un poco más elaborado ‘estás desquiciada’. Este post hoy va dedicado a ese tipo de hombres a los que meto en un saco, en el que por supuesto no incluyo a esos millones de otros hombres maravillosos que no son ni gilipollas como los del post de la semana pasada ni han pronunciado las frases que hoy nos ocupan.

Podría pensar que el asunto de la locura femenina sería un hecho aislado si no hubiera sido porque lejos de escucharlo yo, también lo han oído un 93,68% de las mujeres que conozco. Mujeres que me han nombrado portavoz para deciros en primer lugar que no es que estemos locas, es que estamos para que nos encierren… Y tanto es así, que os declaramos abiertamente la guerra con el fin de que nuestra maravillosa locura gane a vuestra limitación intelectual.

Y es que estaremos como cabras, nos inventaremos cosas, montaremos escenas de celos, seremos muy pesadas, os registraremos los móviles sin parar, pensaremos que esos mensajes que vemos son flirteos cuando en realidad son- según vosotros- inocentes intercambios de alta intelectualidad, pensaremos que nos estáis engañando solo porque os lleváis el móvil (siempre en silencio) hasta el cuarto de baño, pero una cosa es cierta: estas locas maravillosas no mienten, no faltan a la lealtad, dicen las cosas de frente y os gustan más que comer con las manos!!!

Ahora bien, preocupadas lo que se dice preocupadas por este asunto no estamos, esa es la verdad. En realidad no nos preocupa ni éste ni ninguno otro tema relacionado con esos sapos que no se convierten en príncipes por más besos de amor que les demos; esos sapos que siempre son sapos aunque se vistan de Hugo Boss o especialmente de Gstar…

Podemos cambiar tacones por botas de aguas... en las carreras no se pierden seguro

Podemos cambiar tacones por botas de aguas… en las carreras no se pierden seguro

Y como nos aburrís de una manera tan sumamente soporífera y no queremos dedicaros un segundo más, ahí va mi consejo para ese 93,8% de locas maravillosas: si se os cae el zapato en una escalinata mientras corréis, seguid corriendo y olvidaros del zapato: el sapo viene detrás con él en la mano y lo peor es que encima querrá que os vayáis en lo mejor de la fiesta…

Mis queridas trastornadas, quiero que sepáis que cuando estamos ante un príncipe de verdad, si hay que correr sera en dirección a su boca, que ese príncipe nunca os devolvería un zapato porque no se habría dado cuenta de tal pérdida y jamás de los jamases se iría de la fiesta bajo ningún concepto salvo si no es para llevaros a casa… o para, en su defecto, robaros un beso en cualquier lugar insospechado…

Sabréis que es un príncipe cuando en lugar de apelar a esa locura os dijera, por ejemplo, un ‘porqué no te callas y me besas…’la foto(15)

Feliz jueves…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario