Dime como es tu armario y te diré quien eres…

 

No solo hablan de orden, sino de cómo eres

No solo hablan de orden, sino de cómo eres

Podríamos hablar de cómo meter todo lo que hay por todas partes dentro de un armario y cerrar las puertas tan deprisa que la visita inesperada no se de cuenta de esa medida de última hora… Podríamos pero no queremos. Queremos hablar de espacios donde la ropa, la decoración y el buen gusto se sienten en la misma mesa para lograr espacios que, con poco dinero y muchas ideas son fáciles de coseguir…

 

 

Atrás dejamos los armarios empotrados, dando paso bien a los módulos instalados a modo de boutiques o bien a habitaciones tras puertas en las que combinar estanterías, baldas, colores, materiales como la madera o el metraquilato, y el orden de las prendas.

Los armarios empotrados han pasado a mejor vida

Los armarios empotrados han pasado a mejor vida

 

 

El aspecto de una boutique es el efecto más deseado

El aspecto de una boutique es el efecto más deseado

Para que los caballeros no se sientan de menos, en este post está claro que también tenemos en cuenta la importancia del armario masculino. Camisas ordenadas, jerseys por otra parte, zapatos alineados por colores y cajones con separadores para los pañuelos o las corbatas se convierte en una atractiva sensación especialmente para el ojo femenino.

 

 

Claro, que no sólo todo depende del dinero con el que se cuente para diseñar el armario… habrá que tener en cuenta los espacios de los que se dispone así como las ideas y el buen gusto que ya damos por descontado.

En muchos casos, los caballeros son más exigentes

En muchos casos, los caballeros son más exigentes

 

 

Por otra parte, un buen armario de estos que proponemos hoy debe contar con la iluminación correcta así como un mantenimiento periódico del restablecimiento del orden, teniendo en cuenta que los armarios se pueden convertir en los mejores chivatos contadores de cualidades o defectos de su propietario porque está claro: a menos que tengamos un armario o vestidor del tamaño de nuestro salón, mantenerlo a raya se convierte en tarea sumamente complicada.

 

 

Para eso es necesario que nos preguntemos si quizás ha llegado el tiempo de hacer limpieza. Ya se lo mucho que cuesta desprenderse de determinadas prendas; de la misma manera que cuesta desprenderse de otros millones de objetos que guardamos durante años en el sótano y que por un extraño apego siguen ahí. Bueno siguen ahí no, seguían ahí… Hace ya algún tiempo que aplico tanto a mi armario como a mi sótano la regla de los tres años para el primero, del año para el segundo de los espacios; es decir, si hace tres años que no uso una prenda, está claro que puedo deshacerme de ella a pesar de ser consciente de que al cabo de unos años la moda volverá y me acordaré irremediablemente de ese vestido, camisa o jersey…

 

 

f604344e8b13b277f916056047f99762Para los que os animéis a diseñar vuestro propio armario de diferentes módulos, miles de combinaciones o materiales, hemos tenido en cuenta el handicap del montaje. Y como aquí estamos para enseñar soluciones tenemos una original que nos encanta desde hace años: www.maridodealquiler.es Exacto, lo que estáis oyendo: un marido que viene a casa, cuelga las baldas de una manera profesional y efectiva, no protesta, no se queda a cenar y mucho menos a dormir!!

 

 

De la versión femenina de la página propuesta, mejor ni hablamos… Sin duda, nada tiene que ver con el montaje del armario o vestidor que tardará más o tardará menos, tendremos porque una cosa está clara: las chic@s felices brillan más!! edf2f34f196eb2bd4418fd7a27f5a823

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario