Cristina, Gossip Girl y sus diademas de nombres impronunciables

 

1

Cristina Carrillo, la mejor amiga del mundo. Es capaz de hacer las polizas de seguros más competitivas del mercado o traducir los más complejos posts de moda en cualquier idioma que exista

Tener una marca de bolsos y de ropa, un blog, no seguir las tendencias demasiado y pretender ser escritor en este mundo de locos, sería una tarea complicada de no ser que dentro de él vive Cristina; no una Cristina cualquiera, una que escribe su nombre con mayúsculas.

Gracias a ella y en la última llamada de la tarde de ayer descubrí el significado de dos palabras: Waldorf y outfit, mientras preguntaba de dónde narices saca tiempo para leer tantos blogs, revistas, tendencias y neuronas para aprenderse todos los nombres?

-Tu, claro, como no ves Gossip Girls pues no has escrito aún sobre los outfis de Waldorf! -dijo, mientras mi cara se transformaba de madre en la cocina a intento de bloguera con cara de pasmo. ¿Qué es lo que habrá querido decir? Me pregunté una y otra vez intentando buscar en mi cerebro una rápida traducción a sus palabras con el fin de no parecer una aficionada en esto de la moda, la vida y las tendencias. También busqué con desesperación algún tipo de tecnología en mi casa que no fuera el teléfono que tenía pegado a mi oreja para teclear a la velocidad de la luz esas dos palabras en google… pero, ya sabeis lo que pasa cuando uno tiene una emergencia de este tipo: que todos los dispositivos necesarios se encuentran sin batería.

En fin, ante tal panorama lo mejor supuse es seguir el hilo de la conversación poniendo el cerebro en alerta máxima para tratar de descubrir el contenido de esa conversación que iba de mal en peor:

-Hoy me he levantado con ganas de ponerme guapa…

-Tu siempre lo estás -le contesté tratando de ganar tiempo y porque es verdad.

-Ya, pero hoy tenía ganas de estar muy guapa, ya sabes… así es que me he hecho la raya al lado y como no quería que el mechón me cayera sobre la cara y tener que ponérmelo detrás de la oreja me he hecho una trenza… Por cierto, podrías escribir un post de peinados para este otoño y estas navidades…

042709_blair5_300x4001

Esta es Waldorf, la protagonista; lo que lleva en la cabeza, el fabuloso tocado por el que Cristina apuesta para esta temporada y para cualquier hora del día

Hasta aquí todo bien, verdad? Pues no. No porque la trenza que se había hecho no era una trenza cualquiera, sino una trenza invertida. ¿Invertida? ¿Qué es una trenza invertida? Pues yo hasta anoche no lo sabía de la misma manera que no sabía que es un outfit o un Waldorf, palabra esta última que llegué a pensar que era el nombre de esos tocados de esa serie que yo nunca he visto.

Este martes y unas horas después de esa conversación con quien se sabe el nombre de todos los complementos y antes de que se despierte y me haga la primera llamada que recibiré hoy en mi móvil después de la mi madre, por supuesto, quiero convertir a esta Cristina con mayúsculas -que se hace la raya al lado con una trenza invertida y se pone un tocado de terciopelo un lunes cualquiera para ir a su correduría- en la auténtica protagonista de este post en el que recomendamos como look de la semana para conseguir un outfit -;))- sus pantalones de terciopelo negro cropped, una eterna camisa de seda en colores crema culminado todo con sus Pee-Toe de serpiente.

Por cierto, Waldorf no es el nombre de un tocado sino de una de las protagonistas, un pantalón cropped tiene que ver con el largo por encima de los tobillos y unos Pee-Toe no son más que unos botines altos de tacón. Outfit todavía no lo tengo claro, pero creo que se refiere simplemente a un look y Cristina es Cristina Carrillo, por si a alguien aún le quedaba alguna duda.3

Feliz Martes!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario