Acordes de piano, una receta francesa y un delicado toque italiano dan lugar a lo irresistible

 

4Aunque es estas alturas todo el mundo sabe cuál es mi blog de cocina favorito, no sería justo dejar pasar una reseña acerca de www.monpetitbistrot.com; un espacio sorprendente por contenido, color, estilo y diáfana elegancia que se ha ganado mis sentidos visuales como si de un amor a primera vista se tratara, quizás por supuesto también gracias a la elección de la música que acompaña a la web: la banda sonora de Amelie.

 

 

El Vals de Amelie a piano da la bienvenida a un espacio virtual basado en tonos serenos e imágenes impecablemente elegidas. Para los que aún no os habéis dado cuenta, la página es italiana pero las recetas son fácilmente traducibles: ensaladas con berenjenas, vinagretas al pomodoro o recetas francesas con un toque italiano como mis favoritos Qroque Monsieur aderezado con una salsa de yogurt de reminiscencias griegas.

 

 

3Desde AntonioMeQuiere os animamos a que entréis de puntillas a esta página de gusto exquisito que se caracteriza por llevarse hasta la península italiana recetas cercanas para acabar consiguiendo, gracias al aceite balsámico, las gotas de limón y las pinceladas de diferentes quesos -algo tan italiano- recetas que a partir de ahora no deberían faltar en nuestra mesa.

 

 

De las recetas dulces, no cabe duda: la torta di rose bajo los acordes de ese piano. Fácil de hacer, impresionante a la vista y delicada al gusto. Y para que no tengáis queja, aquí os dejamos la receta traducida al castellano. La hacemos y luego la leemos en voz alta, en italiano suena francamente mejor…

 

 

Para la pasta brioche:

 

 

500 g de harina de fuerza
80 g de leche entera
15 g Levadura
180 g Huevos

 

70 g Azúcar morena
15 g Miel
8 g Ron
190 g Mantequilla previamente ablandada
8 g Sal
2 g Piel rayada de limón
Media cucharadita de café de esencia de limón

 

 

Para la crema de mantequilla:

 

100 g Mantequilla
100 g Azúcar
5 g Ron

 

1/2 Cucharadita de café de esencia de vainilla

 

Elaboración

 

2Espolvorear la levadura sobre la leche. Dejar reposar unos minutos, o hasta que la levadura esté cremosa. Revuelva hasta que la levadura se disuelva. En un procesador de alimentos, combine la harina, el huevo y el azúcar. Mezclar brevemente. Añadir la levadura y la mezcla de leche y mezclar a velocidad máxima hasta que se forme una masa suave. Alternativamente mezclar los ingredientes a mano en un recipiente grande, luego gire a la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amasar, añadiendo más harina si es necesario, hasta que esté suave y elástica, unos 10 minutos.

 

Traslado en un tazón engrasado, cubra y mantenga en un lugar cálido de la cocina hasta que doble su volumen, 1 1/2 a 2 horas. Preparar el relleno mezclando la mantequilla reblandecida con el azúcar y la esencia de vainilla.

 

Transfiera la masa sobre una superficie de trabajo, amasar brevemente para eliminar el aire y rodar en un 3 mm (1/8 de pulgada) de espesor cuadrados. Usando una espátula flexible y difundir la mantequilla de limón sobre la masa reserva 1 cucharada de para más tarde. Cortar en tiras cuadrados que deben ser aproximadamente 10 cm. (4 pulgadas) de ancho. Comenzando por el lado largo de cada tira, extender la masa en un registro, pellizcando suavemente para mantenerla enrollada. Con el cierre hacia abajo, cortar la masa en cruz con un cuchillo delgado en porciones iguales, cada uno de aproximadamente 3 cm (1 pulgada) de ancho.

 

Línea A 26 cm (10 pulgadas) ronda plato para hornear con papel pergamino. Organizar rollos en el plato para hornear, la parte cortada hacia arriba. Cepillo con el limón y la mantequilla reservada. Cubra el molde con papel plástico y luego con una toalla de cocina. Dejar la masa crecer en la cálida zona sin corrientes de aire hasta que casi se duplicó en volumen, de 45 a 60 minutos.

 

Precaliente el horno a 180 ° C (375 ° F). Hornee rollos hasta que las tapas estén dorados, unos 45 minutos. Servir a temperatura ambiente.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario