Ser madres o padres, estar estupendas o estupendos y hacer galletas en Hallowen, nuestra propuesta de la semana

la foto(18)Aunque yo no soy especial devota de esta festividad mis hijos sí que lo son, como la mayoría de los vuestros imagino. Así es que para empezar la semana a buen ritmo y con la intención de haceros sacar tiempo de donde se que no lo tenéis, os propongo que además de estar perfectas y perfectos como ya presupongo que será y de seguir con nuestra brutal batalla contra el reloj semanal que acelera la velocidad desde que suena el despertador por las mañanas, una fácil receta que hará muy felices a los peques y a los no tan peques de la casa: galletas para Hallowen.

 

 

 

Como una experimentada maga del tiempo que me considero que soy, he buscado una de las más sencillas recetas para hacer galletas, cuya masa nos encargaremos de cortar con los moldes que cada uno encuentre en las numerosas tiendas de repostería que tanto han aflorado en los últimos tiempos.

 

Ingredientes.

 

 

300 gr. de mantequilla

200 gr. de azúcar

500 gr. de harina

3 cucharadas de leche

2 huevos

1 cucharadita de extracto de vainilla

 

 

Para hacer nuestras galletas,  empezaremos con la mantequilla que calentaremos en el micro. Ya blandita, le iremos añadiendo el azúcar y la mezclaremos bien con una batidora de varillas o similar. Pasamos a ponerle los huevos, la esencia de vainilla y la leche (opcional). Seguiremos batiendo hasta que esté todo integrado.

 

 

A continuación vamos poniendo la harina por tandas y llegara un momento en el que lo sacaremos del bol para amasar a mano. La masa te ira diciendo si quiere un poquito mas o menos de harina, la cantidad es aproximada. Cuando la masa no se nos pegue a los dedos estará lista.

 

Hacemos una bola con la masa y la liamos en papel film, la meteremos en la nevera al menos una hora para que repose. Precalentamos el horno a 180º y mientras con un rodillo vamos haciendo una plancha que tenga de espesor medio centímetro. Si el rodillo es de madera podemos poner la masa entre dos trozos de film para aplastarla y  que no se pegue.

 

 

Con los cortadores haremos las bonitas galletas y las vamos colocando sobre papel de horno en la bandeja. Las tendremos durante unos 15 minutos. Las sacamos cuando estén doraditas, pero un poquito blandas así evitamos que se pongan duras y al enfriarse quedan perfectas.

 

Se dejan en una rejilla hasta que se enfríen, puedes guardarlas en las típicas latas de galletas y te duraran bastante tiempo.

 

La decoración la haremos con glasa (claras de huevo con azúcar glass más el tinte de los colores que elijamos para nuestros diseños) o bien con fondant de colores que cortaremos con los mismos moldes utilizados para cortar las galletas.

 

Qué decir que durante los quince minutos que tenemos de horneado podemos ponernos una mascarilla, tender una lavadora o incluso hacer un poco de pilates. Buena semana perfact@s mamás y papás. Nosotros por nuestra parte prometemos poner imágenes de lo que consigamos hacer con esta receta.

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario