Cómo tener el trasero más firme sin morir en el intento a ocho meses del próximo verano: TRX

 

Entiendo que esta no es la mejor manera de conseguir el objetivo; un avance cuando me encuentro al final de la crisis de los 30 y acercándome a la de los 40

Creo que en mi caso sería más que aconsejable celebrar el final de año el 31 de agosto en lugar de diciembre. Hacer ejercicio, estudiar algún idioma, dejar de fumar otra vez o simplemente ahorrar se convierten en algunos de mis propósitos con la llegada de septiembre.

 

Será porque simplemente soy madre y la vuelta al cole es lo que supone realmente un antes y un después en un ciclo anual, o será porque tengo mi ritmo vital diferente; sin embargo, sea cual sea el motivo de la alteración de mi calendario, de nuevo ya hace días que mientras me duermo anoto mentalmente todos los nuevos propósitos de cara a este nuevo otoño siendo el principal de todos (y lo peor: no sintiéndome realmente frívola por ello): tener el trasero más firme el próximo verano.

Y es que los años no pasan en balde. El tiempo parece que no se nota, pero un día te paras frente al espejo y te das cuenta de que ya no eres la misma: simplemente, eres un pelín más vieja; Momento de ponerse manos a la obra en un monumental esfuerzo, teniendo en cuenta que la mayor hazaña deportiva hasta el momento ha sido atarse las zapatillas de turno que compraste sólo porque el anuncio estaba muy chulo y estabas de nuevo en un agosto, de no recuerdo qué año, pensando en aquellos propósitos que, curiosamente, son los mismos de ahora.

 

Es decir, conclusión: hace años que comienzo mi operación bikini diez meses antes de que dé inicio el siguiente verano sin pasar del vano intento de unas compras, pagar algún gimnasio durante un año sin ni siquiera haber ido en más de dos ocasiones, o de alargar el café con las amigas previo a esa clase de spinning a la que nunca llegué a ir porque se me hizo tarde.

 

Los resultados del entrenamiento en suspensión son espectaculares

Hoy es cinco de septiembre de 2013, hace cinco días exactamente que me esperan en mi nuevo reto: TRX. Ya sé que no pinta muy bien el inicio de la ‘Operación ponerme en forma’, pero lo formidable es que me quedan ocho meses por delante para beneficiarme del entrenamiento en suspensión, como método para mejorar mi estado físico de una forma rápida y segura, según me ha asegurado Fernando Gil, propietario de Estepona FIT, quien ha añadido que los resultados son espectaculares tanto para las personas jóvenes como para las de avanzada edad, dándose por hecho que los entrenamientos están ajustados entre otras cuestiones a la edad.

 

Además de tratarse de un entrenamiento físico aún novedoso y de rápidos resultados, hay que tener en cuenta que el TRX también está siendo utilizado por los fisioterapeutas como técnica de rehabilitación de pacientes obteniendo exitosos resultados en la recuperación de lesiones.

 

 

Dicho ésto, os animo a que probéis conmigo el TRX. Os apuntáis a mi reto??

 

FIT Estepona

Dirección: Calle Santa Ana, 34, 29680 Estepona, Málaga

Teléfono:660 48 48 43

http://fitestepona.com

@fitestepona

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario