Silvia Navarro, una de las blogueras con más proyección en estos momentos

7Silvia Navarro hace tres años decidía dar un giro de tuerca a su vida, creando un blog en el que hablaba de su gran pasión: la moda. Hoy, muchos meses después, se consagra como una de las blogueras de moda con más proyección en las redes sociales;  hecho que se contrasta con más del millón y medio de visitas mensuales a su web, resto de redes sociales al margen.

 

Analizamos el secreto de esta sevillana de nacimiento para comprobar que su belleza natural, la capacidad de generar tendencia con un estilo personal y accesible, y la pulcritud de sus imágenes pueden estar detrás del secreto de 1sillaparamibolso –el nombre de su blog, que según ella misma confiesa se inspira en una entrevista a Fiona Ferrer Leoni, en la que explicaba que ella usaba dos sillas, una para ella y otra para su “Birkin”-.

 

3Alejada del estereotipo de las denominadas ‘it girls’ –y que a mí, particularmente, tan poco me gusta- se aleja del icono de consumo rápido para convertirse en una de las caras imprescindibles, figura a admirar por ser el reflejo de su tiempo, transmitiendo en directo una exhibición de su estilo; un estilo que este caso ha desembocado en la creación de su propia marca llamada como ella misma: Silvia Navarro.

http://www.silvia-navarro.es Nos colamos en su web, en la que además de hablar de ella, de los looks de moda, de las tendencias o de los enlaces a las distintas redes sociales, encontramos la publicación incluso de un libro en el que esta murciana de corazón desvela sus secretos de belleza, los consejos y las ideas necesarias para conseguir el look perfecto, bajo la máxima de que lo principal para una mujer es quererse a sí misma por encima de todas las cosas.

 

Desde AntoniMeQuiere os invitamos a visitar la web de Silvia Navarro y su presencia en las redes sociales para que, pese a lo dicho, decidan por ustedes mismos.11

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario